Los 109 centros de la provincia de Burgos disponen de un servicio de mantenimiento en horario de 9 a 21 horas, de lunes a viernes, que atiende las incidencias que se produzcan a través de un Centro de Atención a Usuarios (CAU), cuya finalidad es resolver telefónicamente el problema y, en caso de que precise un técnico in-situ, derivar la información al servicio de soporte que se desplazará al centro para resolver la incidencia presencialmente.

El equipamiento informático tiene una vida útil limitada, de forma que precisa de actualizaciones periódicas para hacer que la experiencia del usuario en el centro sea lo más satisfactoria posible, conscientes de ello, y en función de la intensidad de uso de los centros, se procede, de forma paulatina y constante la renovación del equipamiento, habiendo dotado en 2011 a la red de 270 equipos completos, de 100 equipos en 2013 y de 30 más en 2015.